Etiquetas

, , , ,

Ernesto Aroche Aguilar

Impulsado por la ultraderecha, cobijado por la secretaría del Trabajo y Previsión Social en los tiempos en que era comandada por Francisco Salazar Sáenz –quien sustituyó a Carlos Abascal Carranza—, apadrinado por el alto mando yunquista, Guillermo Almazán Smith fue nombrado director del Instituto Poblano de la Juventud (IPJ) en el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas.

Cerca de 50 organizaciones de la sociedad civil, cuestionan el nombramiento del joven Guillermo Almazán Smith, como director del Instituto Poblano de la Juventud (IPJ), según ellos, por identificársele con corrientes conservadoras y estar vinculado a organismos de extrema derecha que han estado contra la legalización del aborto, lo que también ha generado ya protestas entre organizaciones defensoras de los derechos reproductivos.

Este nombramiento realizado por Rafael Moreno Valle, –anunciado desde el periodo de transición de la gubernamenteal- se ha convertido en uno de los principales focos de la discusión política entre las agrupaciones que, de acuerdo con sus propias manifestaciones públicas, apoyaron la caída del régimen priista y que esperaban un cambio en el marco legal sobre la igualdad de género con la llega de un mandatario surgido de una alianza opositora.

En un comunicado casi 50 organizaciones de la sociedad civil recordaron las palabras de Guillermo Almazán, cuando fue dirigente de la asociación civil Movimiento Nacional de Jóvenes Competitivos Definen el Rumbo:

“Su pensamiento misógino, retrógrada y fuera de lugar en un país donde vivimos a diario la violencia contra las mujeres y los feminicidios, se vio reflejado en una nota aparecida en El Universal (16 enero 2009) donde, en el contexto del Sexto Encuentro Mundial de las Familias, declaró que ‘la mujer es responsable de sufrir ataques tanto físicos como verbales, pues deben ser recatadas en su forma de vestir y no despertar morbo en las demás personas’”.

La cita no es textual, refutó Guillermo Almazán entrevistado por Animal Político. Desde su perspectiva se trata de “una interpretación” de una reportera de sus palabras “soltadas al vuelo”.

Pero en otro comunicado, las organizaciones no gubernamentales se refirieron a otra noticia publicada por La Jornada de Oriente, en la que se señala que “Guillermo Almazán está abiertamente contra el aborto como un asunto de salud pública, así como del derecho que tienen las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo”.

Y, en esta misma tesitura, cuestionaron al gobernador Moreno Valle: “¿cuáles son los criterios para designar a Guillermo Almazán Smith como director del Instituto Poblano de la Juventud? Siendo esta persona un prominente militante de la organización clandestina “El Yunque”, desconoce y ataca al Estado Laico y a los Derechos Reproductivos de las Mujeres”.

Las organizaciones y firmantes jamás tuvieron respuesta formal del gobierno entrante. Este jueves, Almazán Smith toma posesión del cargo.

“No soy yunquista”

Sentando en una sala de juntas austera y aséptica del Instituto que desde hace unos días tiene a su mando, el joven de 29 años niega toda imputación. Conseguir la charla no ha sido fácil, han sido necesarias varías vueltas por el instituto, presionar a la oficina de comunicación, pero al fin el encuentro se produjo.

“No tengo relación con este grupo –sostiene enfático a la pregunta sobre su relación con El Yunque—, la única relación que tengo es con el grupo de jóvenes competitivos que es donde me hice, en esta asociación que creamos desde hace cuatro años, y pues se nos ha ligado por rumores, no sé, tal vez por personas que han estado participando en congresos, que han sido invitados, pero nada más, pero no porque pudiera ser probado algo así. Lo que he dicho es no tengo conocimiento, es algo así como algo que de tanto se habla pero nadie lo ve”.

Dice que no, pero parece que sí.  Sus relaciones como presidente de la organización que hasta hace unos días dirigía no dejan lugar a dudas en su cercanía con grupos empresariales de fuerte ideología católica y doctrina social cristiana como Grupo Bimbo. En uno de los capítulos del libro “Los amos de México” que coordinó Jorge Zepeda Patterson, Salvador Frausto recoge voces de amigos y detractores de Lorenzo Sertvije, la cabeza de “la segunda panificadora más grande del mundo”, es “un humanista que promueve valores morales”, dicen los primeros; sus críticos, en cambio, lo catalogan como “un cruzado de la mafia conservadora”.

Otra de las grandes fuentes de financiamiento de Jóvenes Competitivos Definen el Rumbo es Fundación Merced, organización vinculada con instituciones filantrópicas como el CEMEFI, Fundaciones Comunitarias y RedE América. Está última es “una red temática creada en 2002 y conformada por fundaciones empresariales y empresas privadas”, ligada a su vez con la española Codespa, organización fundada por Laureano López Rodó, que fue ministro con Franco, miembro del Opus Dei, y, de acuerdo con Le Monde Diplomátic, fue una de las tres organizaciones “vinculadas directamente a la Iglesia católica o con un talante claramente conservador” que recibieron la mayor cantidad de recursos de la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Incluso sostiene que la relación con Guillermo Velasco Arzac, presidente de la organización no gubernamental Mejor Sociedad, Mejor Gobierno (MSMG), y catalogado como ideólogo de la ultraderecha y exdirigente de El Yunque donde llevó el sobrenombre de Jenofonte, se terminó cuando dejaron de ser hospedados al interior de la página de MSMG: “Al principio estuvimos colaborando por este tema cibernético dentro de las páginas web, pero ya después en el 2009 tomamos la propia administración de nuestra página y creamos nuestra propia pagina venimos trabajando de manera independiente como un grupo juvenil”.

Pero la página oficial de Jóvenes Competitivos sigue apareciendo como parte del listado de “asociaciones” vinculadas a MSMG junto a otras organizaciones como el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana o Sociedad en Movimiento. En el apartado “jóvenes” también es posible observar videos de las participaciones de Almazán en Smith de su organización “Jóvenes Competitivos Definen el Rumbo, los mismos que están colgados en su dominio.

La escuela de liderazgos que organiza la asociación que presidió llamada “Elfos” que coopta a estudiantes de preparatorias de la élite dominante se mueve sólo en ese círculo. “Es una escuela rotativa, la primera la empezamos en el Tec de Monterrey, de ahí la rotamos a lo que fue bachilleratos como el Benavente –que pertenece al sistema educativo lasallista—, Bachilleratos Upaep, el Instituto México, la preparatoria del Tec, y la última sede fue en la Upaep”.

¿Quién es Almazán Smith?

Egresado como ingeniero industrial y de sistemas del Tecnológico de Monterrey, el nombre de Guillermo Almazán saltó a la palestra pública en junio de 2007, cuando se constituyó en la capital poblana la asociación civil Movimiento Nacional de Jóvenes Competitivos Definen el Rumbo, llevando como dirigente a Almazán Smith.

El grupo que más tarde se constituiría como AC nacía en el sexenio de Vicente Fox patrocinado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), como lo reconoce en entrevista el propio Almazán Smith y cobijado por la presidencia de la República, algunos de sus ex integrantes afirman incluso que recibían apoyos periódicos para pago de viáticos de la Secretaría de Desarrollo Social.

En 2007, en el acto protocolario de la firma del acta constitutiva y primer asamblea de la AC Almazán Smith era acompañado por el entonces secretario de gobierno de Guanajuato, Gerardo Mosqueda Martínez, señalado como jefe regional de la organización ultraderechista; el presidente de la organización no gubernamental Mejor Sociedad, Mejor Gobierno, Guillermo Velasco Arzac, y el ex titular de la STPS, Francisco Salazar Sáenz, miembro prominente de dicha organización.

También estuvieron presentes Juan José Rodríguez Posada, dirigente estatal del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y cuñado del precandidato panista a la alcaldía de Puebla, Antonio Sánchez Díaz de Rivera, a quien también se le ha vinculado con la organización ultraderechista; Leopoldo Vilchis Ramírez investigador del Conacyt, quien acudió en representación de Juan Carlos Romero Hicks, director general de ese organismo y ex gobernador de Guanajuato, también vinculado a esa asociación secreta.

Fue desde el 2004 cuando la STPS arrancó el programa Jóvenes Competitivos impulsado directamente por el entonces titular de esa dependencia, Carlos Abascal Carranza –miembro de la organización, dueño de una fuerte ideología ultraderechista y amigo personal de Lorenzo Setvije como se apunta en el libro ya citado– y desde entonces trabaja para “posicionar a movimientos y líderes juveniles, comprometidos jóvenes competitivos para que influyan en sus comunidades y sean interlocutores con líderes y autoridades”, como se leía en el primero de sus boletines electrónicos en la página web de la ONG que encabeza Velasco Arzac.

Para finales de 2005 y 2006 la STPS llevó a cabo las jornadas juveniles por la competitividad, bajo el título “Jóvenes competitivos definen el rumbo”, el mismo nombre que tomaría la organización en 2007 a la hora de constituirse como AC.

En Puebla, la organización encontró eco y apoyo en la UPAEP, –institución creada por el ala radical del conservadurismo poblano– en donde se creó la “Escuela de Liderazgo y Formación Orientada al Servicio” mediante la cual se instruye a los adolescente que son atraídos a la organización desde la preparatoria.

No es gratuito además que Almazán Smith trabajara, hasta hace unos días, como coordinador de liderazgo estudiantil en el Instituto México de Puebla, institución educativa de fuerte raigambre católico, como se lee en la ficha curricular que el Indesol tiene en sus archivos.

El pensamiento de ultraderecha del nuevo director del IPJ fue visible en agosto de 2010 cuando participó en la Conferencia Mundial de la Juventud 2010 (CMJ), que se llevó a cabo en Guanajuato. Ahí, como presidente del Movimiento Nacional de Jóvenes Competitivos se adhirió al manifiesto final en donde se propone una agenda de ocho puntos: políticas públicas que promuevan el desarrollo humano integral; que en el 2015 los niños tengan acceso a una educación con valores; protección a la familia cuyo origen es la unión hombre-mujer; reducir la mortalidad infantil haciendo hincapié en la defensa de la vida desde su concepción; acceso a servicios de salud para las mujeres embarazadas; promover el amor  y la abstinencia como estrategia para vencer el VIH; promover el cuidado de la naturaleza; y usar la globalización para promover el amor y la verdad.

A pesar de todo esto, sostiene, las políticas juveniles sobre sexualidad, prevención y embarazos adolescentes serán dictadas por la Secretaría de Salud y la Secretaría de Educación Pública (SEP), “nos apegaremos nos vayan marcando en todos estos temas y programas”.

 

¿Y la familia?

–¿Cómo concibes a la familia?

La familia como la célula básica de la sociedad, ya sea como una madre soltera un padre soltero, un padre y una madre, así es como la veo.

–¿Hay una familia ideal para ti, Guillermo?

–No, no, no. No creo que nadie pueda decir hay una familia ideal, no me atrevería a juzgar de esa manera, habría que conocer a la persona, su historia y en función de eso apoyarlos.

Anuncios