Etiquetas

, , , , , , , ,

Ernesto Aroche Aguilar

El paso de Mario Marín Torres por la presidencia municipal no sólo dejó como recuerdo de su administración las actas de cabildo respectivas. El priista que será recordado por su famosa conversación con el empresario Kamel Nacif también se aseguró de dejar su imagen impresa en los muros del palacio de gobierno.

Una imagen que hoy el diputado José Manuel Pérez Vega busca eliminar del mural “La Fundación de Puebla” que fue pintado en el salón de protocolos de la casa de gobierno del municipio capitalino durante el gobierno de Marin.

El legislador petista, mejor conocido como Pepe Momoxpan, presentó en días pasados un punto de acuerdo ante el Congreso del estado para que se solicite al ayuntamiento capitalino se elimine del mural el recuerdo de Marín y de algunos de sus colaboradores en aquel entonces, como Javier García Ramírez.

“El 15 de junio de 1999 el Palacio Municipal de Puebla sufrió daños severos como resultado de un sismo. Fungía entonces como edil, Mario Plutarco Marín Torres quien encabezó los trabajos de reconstrucción de una parte del edificio histórico que se derrumbó”, explicó el legislador.

“Un año después, entre los trabajos de reconstrucción, el Ayuntamiento autorizó la realización de un mural de aproximadamente 50 metros cuadrados denominado “La Fundación de Puebla”. Nada tendría de extraordinario una pintura de estas características si no fuera porque en una de sus partes se puede, apreciar claramente al entonces presidente municipal, junto a un grupo de funcionarios de la dirección de obras”.

En su alocución el petista criticó la idea al parecer extendida en las administraciones encabezadas por los marinistas que “los edificios públicos no son patrimonio de los funcionarios que despachan en los mismos, pertenecen a todos los habitantes y en un edifico histórico no se puede permitir una imagen de un edil que se mandó a pintar a sí mismo, cuando ocupaba el cargo, en una práctica narcisista que como sociedad debemos evitar”.

Desde entonces, Mario Marín ha buscado inmortalizarse lo mismo en pinturas murales que imponiendo su nombre de escuelas, bibliotecas y hasta mercados. Tan sólo hace un año el periódico Reforma dio a conocer que se pretendía pintar un mural en las instalaciones del Instituto Poblano de la Juventud, en el trazado original se incluiría también la figura del que en unos cuantos meses dejará de ser el mandatario estatal.

El diario capitalino también informaba que en la pintura que ocuparía las paredes del inmueble “aparecía Mario Marín —más alto— con su look casual que suele vestir los domingos o en eventos partidistas poco relevantes, protegiendo a una esfera con unos niños que a su vez están sembrando una planta”. Aunque la intentona se detuvo después del escándalo que generó la noticia.

Durante su gestión como alcalde se organizaron concursos de oratoria y torneos de futbol también fueron bautizados con el nombre y apellidos del entonces primer regidor. La costumbre se repitió al llegar a la gubernatura. El 10 de junio del 2008 un boletín de la oficina de prensa gubernamental anunciaba que esa misma tarde se iniciaba un torneo de futbol interdependencias “Mario Marín Torres”.

Lo mismo sucedió con una colonia de la comunidad de Santa Clara Ocoyucan, colindante con San Andrés Azumiatla al sureste de la capital poblana, y con el mercado de San Francisco Totimehuacán, y la plaza comercial de la 10 Poniente, entre 7 y 9 Norte.

Ya como gobernador, Marín decidió bautizar con el nombre de su madre “Blandina Torres de Marín” al Centro de Capacitación para la Mujer del DIF (Casa Colorada), al Hospital general de Tepeaca, un centro escolar ubicado en la colonia Villa Floresta de San Andrés Cholula y un kinder-guardería, éste ya en la capital poblana.

Hace un año se decidió imponer el nombre de la esposa de Marín, Margarita García de Marín a la “biblioteca panamericana”, ubicada al interior del edificio Blandina Torres de Marín.

A la congeladora

Y aunque en su petición el petista solicitó se definiera en ese momento si se avalaba o no el punto de acuerdo los priísta que integran la comisión permanente decidieron mandarla a la congeladora legislativa y ordenar sea analizada por la comisión de Asuntos Municipales.

Anuncios