Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Ernesto Aroche Aguilar

A pesar de que la constructora Unión Presforzadora arrastraba un antecedente de retraso en la construcción de obra pública la secretaría del ramo (Seduop) , a cargo de Javier García Ramírez, decidió entregar a esa empresa el contrato para la edificación del Centro Expositor. Y ahí la historia volvió a repetirse.

El contrato, pactado entre la Secretaria de Obras Públicas (Seduop) y el conglomerado de empresas representadas por Jorge Toledo Mosqueira en la modalidad de “precio alzado y tiempo determinado bajo la modalidad llave en mano para la construcción, equipamiento, mobiliario fijo y puesta en operación del centro de exposiciones y convenciones”, y por el que se pagarían mil 6 millones 798 mil 577 pesos, estableciendo como fecha límite para concluir con los trabajos el 21 de septiembre de 2009, fecha que sobra decir no sé cumplió.

El acuerdo comercial distribuía de la siguiente manera los trabajos: Unión Presforzadora, sería responsable del 84.12 por ciento del total de la obra e incluía obras preliminares –entre ellas el proyecto ejecutivo–, la cimentación, estructura, la instalación eléctrica, hidráulica y sanitaria, aire acondicionado y extracción, incluso el sistema de audio y el circuito cerrado de televisión.

Grupo Álvaro Ramos, se encargaría del 4.43 por ciento de la obra correspondientes a acabados, sistema de detección y control de fuego, elevadores y escaleras eléctricas.

El Bufete de Construcciones Delta tendría a su cargo la instalación eléctrica e hidráulica específica del Centro de Convenciones, correspondiente al 2.75 por ciento de la obra.

Constructora Checa sería responsable de los muros y el colado de elementos en sitio, con un porcentaje estimado del 1.34 del proyecto total.

En manos de Desarrollo Iberoamericano quedarían las fachadas del centro expositor y del centro de convenciones, el 5.93 por ciento.

Y por último Supervisora Sahesa se encargaría de la cancelería, ventanería, herrería y carpintería en un porcentaje estimado del 1.42 por ciento.

Pero el acuerdo no se cumplió, por ello, y de acuerdo con declaraciones de Javier García Ramírez, secretario responsable del proyecto, al reportero Fernando Pérez Corona, se inició en 2009 el proceso de rescisión de contrato, lo que provocó un bache de 9meses en la obra.

Suma retrasos

Pero el incumplimiento en los tiempos de construcción no era un tema nuevo ni para la constructora Unión Presforzadora ni para la Sduop. El contrato para la construcción del Centro Expositor se firmó el 16 de octubre de 2007, dos meses después de que la constructora que pertenece al Grupo Triconsa entregará como obra terminada el estacionamiento de la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA).

Esta es la historía de ese otro retraso: El 28 de agosto de 2006 Jorge Toledo Mosqueira, representante legal de la empresa, y García Ramírez firmaban un contrato para la “Construcción del estacionamiento de la Secretaría de Finanzas y Administración en la localidad de Puebla, municipio de Puebla”.

El contrato fue pactado bajo la modalidad de “precios unitarios y tiempo determinado” a realizarse del 29 de agosto al 31 de diciembre —4 meses o 125 días— de ese año con un costo de 107 millones 78 mil 251 pesos.

Pero los tiempos no se cumplieron y la construcción se extendió a un año, concluyéndose oficialmente el 15 de agosto de 2007, triplicando así el tiempo de construcción original, aunque la obra fue inaugurada por el gobernador dos meses después.

Adjudicación directa

De acuerdo con el portal de noticias e-Consulta, los retrasos y el incumplimiento en los tiempos del contrato permitieron que la Sduop asignara directamente a la empresa Instalaciones inmobiliarias de Puebla SA de CV el contrato para la “Terminación de la construcción, equipamiento, mobiliario fijo, y puesto en operación del centro de exposiciones y convenciones”, por un monto de 965 mil 972 millones de pesos, y estableciendo un periodo de construcción del 25 de enero al 26 de junio de este año. La fecha tampoco fue cumplida, pues hasta la fecha el inmueble aún no ha sido terminado.

La dependencia de marras también asignó de manera directa a la empresa Grupo Hemablock un contrato por 39 millones 37 mil 59 pesos para la “Construcción de la red de alumbrado público y sustitución de la instalación existente del parque cívico 5 de mayo”, que es donde se encuentra el centro expositor.

Hasta el momento, y de acuerdo con información que fue presentada el viernes pasado al Consejo para el Desarrollo Industrial, Comercial y de Servicios (Cdics), el monto de la obra alcanzará alcanza los mil 669 millones de pesos, incluida su infraestructura alterna.

Una obra de mil 100 millones de pesos

Mil 100 millones de pesos en una inversión conjunta entre gobierno estatal y federal fue lo que costó la edificación de la Expo Guanajuato Bicentenario, según reveló hace unos meses el titular de la Secretaría de Educación Pública federal, Alonso Lujambio Irazábal.

Obra polémica y cuestionadap or el alto costo que representó, y que incluso será revisada por la Secretaría de la Función Pública

Un complejo de 100 hectáreas con siete pabellones, paredes dobles, temperatura controlada y techos aislados, que incluye además un parque ecológico –incluida una polémica estatua que costó 39 millones de pesos–, prácticamente las misma dimensiones que tendrá el Centro Expositor poblano cuyo costo roza los mil 700 millones pesos.

Anuncios