Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Ernesto Aroche Aguilar

Fueron elegidos como representantes populares para llevar la voz de sus electores a la Cámara de Diputados, todos provienen de las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y lograron el cargo en un proceso sin demasiada competencia que dejó como saldo que las 16 curules en juego se pintaran de verde, blanco y rojo; pero hoy, a ocho meses de la jornada en donde se definió su futuro, los diputados federales se han olvidado de rendir cuentas a la ciudadanía.

Al menos no atienden a las solicitudes de información que se les han hecho llegar vía electrónica, ni para explicar el sentido de su voto en decisiones polémicas como aprobar el aumento en los impuestos, ni para rendir cuentas sobre los recursos que reciben del erario público etiquetados como “atención ciudadana”.

Algunos, de hecho, ni siquiera tienen habilitada aún la dirección de correo electrónico, como sucede con el representante del San Pedro Cholula, Juan Pablo Jiménez Concha, a pesar de que tomaron posesión del cargo desde hace seis meses.

Y su sistema de “gestión social”, que promocionan en la página electrónica del partido es por el momento inexistente, la liga que debería llegar al ciudadano a un módulo de comunicación con sus representantes legales sólo muestra la leyenda “404 – Not Found”.

Aunque la falta de interés de los legisladores de mantener comunicación con sus entrevistados podría cambiar si la iniciativa de monitoreo y vigilancia ciudadana “500 sobre 500” que puso en marcha la asociación DHP* (Dejemos de Hacernos Pendejos. México no va bien) logra el éxito que se espera.

Por lo pronto en Puebla son hasta el momento 20 los ciudadanos que han decidido “adoptar a un diputado”, ubicándose entre las tres entidades con mayor participación en el proyecto para hacer un seguimiento al trabajo legislativo porque el que los diputados reciben 124 mil 351 pesos mensuales, repartidos de la siguiente manera “dieta”: 75 mil 793; Asistencia legislativa: 45 mil 786; y atención ciudadana: 28 mil 777.

Pero, ¿qué es DHP?

Se encontraron gracias a las redes sociales, específicamente Facebook, compartieron sus frustraciones “porque el país no iba bien”. Era octubre de 2008. A 17 meses de aquellas lamentaciones que dieron paso a un grupo de acción ciudadana el país sigue sin ir bien, pero al menos ya hay un grupo de ciudadanos que decidieron dejar de hacer pendejos.

Entrevistada vía electrónica Maite Azuela una de las integrantes del grupo, explica el génesis de DHP, “nace de la insatisfacción que sentimos los mexicanos por las situaciones económica, cultural y política que existen en nuestro país. Es un movimiento ciudadano de forma horizontal que se encuentra en permanente construcción. Queremos que los ciudadanos reaccionen, mediante formas imaginativas y creativas, lograr empoderar al ciudadano”.

Se trata puntualiza de dejar “las quejas pasivas y pasar a las acción”, para que con ello “los ciudadanos retomen lo que les pertenece, el espacio público, y que seamos todos capaces de influir en la toma de decisiones públicas. Esto sólo se puede lograr construyendo nuevas formas de actuar, con nuevas formas de organización que promueven el cambio desde el interior de las personas, y hacia afuera, para así lograr ejercer presión en las autoridades”.

Y su primera acción llegó con la operación 001: “Diputados Coludos, Ciudadanos Rabones”.

La historia cuenta que a finales del año pasado los diputados federales no sólo recibieron un jugoso aguinaldo, además acordaron que se devolvería a cada uno de los “representantes ciudadanos”, el monto correspondiente al pago de impuestos por esa prestación. El reembolso lo sacaron de las “subvenciones legislativas”, partidas que los coordinadores parlamentarios manejan a discreción.

La nota publicada por el diario El Universal lo contó así: “Mientras en el país se empiezan a sentir los estragos de la crisis económica, los diputados federales disfrutan de un aguinaldo de 101 mil pesos más un bono para su canasta navideña de 4 mil 800 pesos, y del reembolso —a discreción de los coordinadores— de los impuestos descontados por estas prestaciones”.

Cuando la noticia llegó a oídos de la gente de DHP acordaron salir a las calles para recabar primero las firmas de otros ciudadanos molestos por la exención que se habían regalado los legisladores para luego presentárselas a los diputados.

Y lograron juntar más de 4 mil firmas, “para exigirle una respuesta a los diputados sobre el porqué se habían devuelto ese impuesto que ascendía a los 5 millones de pesos, mientras que todos los ciudadanos sí pagamos ese gravamen”.

Cuando la petición formal se presentó a César Duarte, entonces presidente de la mesa directiva de la Cámara, uno de sus argumentos para negar la respuesta fue que el nombre de la organización era “grosero, irrespetuoso y de una organización poco seria”.

DHP buscó entonces el camino legal y el 17 de junio de 2009 se presentó un amparo por violación a recibir respuesta frente al derecho de petición (artículo 8°). “Finalmente se presentó una denuncia ante la PGR, los diputados no se regresaron los impuestos y la denuncia sigue en pie”, cuenta Maite Azuela.

Y continua: “No obstante, las elecciones pasadas, adelantando esta situación, se hizo firmar una carta compromiso a los candidatos, para que no se regresaran sus impuestos. Este diciembre, los diputados de la LXI Legislatura no se compensaron el impuesto al aguinaldo, siendo un logro para nuestra organización en nombre de los ciudadanos”.

“Nuestra tirada más que cambiar la actitud de los políticos y de las autoridades, es en primera instancia que lo haga la ciudadanía. Queremos que reaccionen ante la apatía, y podemos hasta ahora asegurar, que hemos comenzado a generar este cambio. La gente ya no se queda callada a lo que no le parece, cada vez hay más gente interesada en colaborar y ser parte de esta nueva revolución ciudadana”.

500 sobre 500

Motivados por el logro obtenido con la acción 001, DHP* dio su segundo paso: crear una red ciudadana para monitorear el trabajo de los legisladores. Esta nueva acción colectiva incluye una plataforma electrónica en donde se puede consultar los resultados de ese monitoreo.

La vocera y fundadora del grupo explica que la iniciativa: “500 sobre 500 es una plataforma interactiva donde los ciudadanos eligen a un diputado para monitorearlo y vigilar que hagan su trabajo representándonos. De una forma creativa y divertida buscamos generar una cultura de rendición de cuentas y transparencia, que hasta ahora no existe en México”.

En esta nueva acción, la gente de DHP* propondrá a los ciudadanos involucrados en el proyecto diferentes retos a cumplir todos relacionados con solicitudes de información a su legisladores, “y en caso de no recibirla, que los ciudadanos conozcan que existen derechos constitucionales a obtener la información y que sean capaces de realizar denuncias”.

Y apunta: “El primer reto es uno mismo para todos, y se trata de contactar ya sea por vía telefónica o correo electrónico al diputado elegido, y preguntarle cómo y cuanto ha utilizado el presupuesto que se les otorga para la atención ciudadanía. Una vez que hayamos recabado toda la información esta se hará pública y se tomará acción frente los diputados que no contestaron o que no hayan hecho buen uso de usos recursos”.

Vigilancia ciudadana

Hasta el momento, a poco más de un mes de lanzada la iniciativa es el Distrito Federal en donde se concentra la mayor participación ciudadana, situación que no sorprende si se toma en cuenta que es una de las entidad más politizada de todo el país, aunque en términos porcentuales es Quintana Roo el estado en donde hay más ciudadanos vigilantes por diputado.

Los datos del portal 500sobre500.com señalan que en el estado caribeño gobernado por el PRI cinco ciudadanos en promedio cuidan los pasos de un legislador, mientras que en el DF la proporción es de 3.6 por diputado.

Para Puebla el promedio es de 1.25, aunque sólo 10 de los 16 legisladores han sido adoptados, el resto, entre ellos Julieta la hermana del gobernador Marín, Leobardo Soto el líder cetemista o Alberto Jiménez Merino, todavía no tienen sobre su hombro el ojo vigilante de ciudadano alguno.

La iniciativa no sólo ha comenzado a dar frutos entre la ciudadanía, también ha tenido su impacto entre los legisladores, la vocera de la agrupación sostiene que ya han registrado acercamiento con algunos legisladores para que estos presenten su trabajo, aunque, puntualiza, “todavía no es la que se espera pero ya es un avance”.

Y aunque es todavía un número pequeño de diputados los que ha contestado la petición y ha dado a conocer dicha información, el corte se realizará en abril próximo, “para esas fechas tendremos un reporte de quienes atendieron nuestras solicitudes y quienes no, así como de sus contenidos”, concluye la vocera de ese grupo de ciudadanos que decidieron Dejar de hacerse pendejos.

Por lo pronto, en Puebla la respuesta de los diputados aún ha sido nula, pero todavía hay tiempo para que los legisladores asuman su compromiso con la ciudadanía.

Las seis entidades con mayor participación

Entidad            No. de seguidores   Promedio por diputado

DF 99        3.6

Jalisco 28        1.4

Puebla 20        1.2

Quintana Roo 15        5

Querétaro 11        2.7

Nuevo León 10        0.8

Los legisladores con más vigilancia

Partido   Legislador               No. de adopciones     Entidad

PAN        Gabriela Cuevas               10                                           DF

PT            Fernández Noroña         10                                           DF

PRI          Roberto Borge Angulo 10                                          Quintana Roo

PAN        Cesar Nava                         8                                             DF

PAN        Javier Ramírez Acuña   8                                           Jalisco

PVEM    Juan Carlos Natale          7                                           Puebla

PRI        José Trinidad Padilla      6                                           Jalisco

Los diputados poblanos y sus vigilantes

Blanca Estela Jiménez

  • Eduardo Espinosa
  • Mauricio Hernandez

Fernando Morales

  • Eder Rojas

Francisco Ramos Montaño

  • Jesús Ramírez Díaz

Alberto Juraidini Rumilla

  • Heriberto Enriquez

José Alberto González Morales

  • Saúl Sánchez Morales

Óscar Aguilar González

  • Ernesto Aroche Aguilar

Juan Carlos Natale (PVEM)

  • Marco Antonio Pérez Haces
  • DJ Puebla
  • Mauricio P.B.
  • Alejandro Cabrera Parra
  • Emilio López
  • Henri Paul Richert
  • Salvador González García

Juan Carlos Lastiri Quirós

  • Rafael

Juan Pablo Jiménez Concha

  • Martín Paredes
  • Emilio López

Carmen Izaguirre Francos

  • Jorge Luis
  • mariannasb
  • Ernesto Cruz Flores

Anuncios