Etiquetas

, , , , , ,

Tomada del portal Poblanerias

Ernesto Aroche Aguilar

Al menos siete de los miles de adeudos que arrastra Grupo Sitma y las empresas de que dirigía Leonardo Tiro Moranchel han sido comprados en los últimos días por un despacho jurídico con sede en el Distrito Federal, según dio a conocer el abogado Fernando Castillo Pacheco.

Pero aseguró desconocer si la compra del débito pudiera ser una estrategia de Tiro Moranchel para reducir la presión jurídica que enfrenta, o exista detrás el interés del despacho por lograr un beneficio económico.

Y es que a decir del responsable del bufete jurídico “Ibarra, Castillo y Santander Abogados S.C.”, el pago convenido alcanzó el 80 por ciento del capital inicial y el 40 por ciento de los intereses o penas convencionales, “lo que a la larga podría redituar en una ganancia superior al 40 por ciento neto cuando se resuelva el litigio”.

Lo que Castillo Pacheco no reveló fue el nombre del despacho jurídico que realizó la compra de los “derechos litigiosos”, pero si aclaró que no se trata del grupo que encabeza el abogado Xavier Olea, en manos de que quien los Tiro Mornachel dejaron su defensa legal.

La ruta equivocada

En entrevista el también comentarista radiofónico sostuvo que a diferencia de lo que sucede con las miles de demandas penales que inició la Procuraduría General de Justicia (PGJ) del estado y que sólo han dado como resultado la detención y encarcelamiento de algunos directivos de las empresas de los Tiro Moranchel, sus representados han comenzado a recuperar el capital invertido y parte de los intereses.

Castillo Pacheco insistió, como lo ha venido haciendo desde que se conoció del caso, en que la vía penal y la acusación de “fraude” no era el mejor camino jurídico ha seguir, pues esto sólo alarga innecesariamente el proceso.

Desde la óptica del jurista el caso tendría que entenderse como un “incumplimiento de contrato” entre las dos partes, lo que evitaría el encarcelamiento de los responsables de Grupo Sitma pero agilizaría la resolución.

Y explica: “Inicialmente tomamos el asunto para un total de 14 clientes, ahora suman 42 nuestros representados. Con la promoción del juicio se emplazó a la parte contraria que es cualquiera de las empresas que operaba el grupo, tales como Servicios Inmobiliarios y Computación SA de CV, Grupo Inmobiliario Luroti SA de CV y Construcciones Mauri SA de CV”

“Con posterioridad se trabó embargo sobre algunos de los bienes registrados a nombre de las empresas, como fueron terrenos en Calpan, Atlixco y recientemente en la colonia Santa Bárbara en la ciudad de Puebla.

“El despacho continuó con los procesos y recientemente un bufete jurídico que tiene su sede en la Ciudad de México realizo una oferta de compra no solicitada respecto a los derechos litigiosos de cada uno de los asuntos”.

De acuerdo con Castillo Pacheco de 12 ofrecimientos que recibieron siete fueron aceptados por los clientes, los otros cinco fueron rechazos a petición de los representados: “En los casos en que se aceptó el acuerdo, este se realiza mediante un contrato privado de cesión de derechos litigiosos, mismo que se ratifica ante notario público”.

“Una vez que se ha realizado la cesión y el cliente ha recibido el pago, mi despacho abandona la tramitación del juicio, correspondiéndole al adquirente de los derechos litigiosos la contratación del abogado que habrá de continuar con el tramite legal”.

Anuncios