Etiquetas

, , , , , , , , ,

La propiedad de la marca fue cedida dos días después de que la PGJ ordenara el congelamiento de bienes

Leonardo Tiro Moranchel cedió sus acciones –el 90 por ciento de la sociedad– a Sara Elba Reyes Balcazar sin pedirle nada a cambio en mayo pasado

In.Q.baErnesto Aroche Aguilar

InQba fue registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) como una empresa dedicada a la educación, capacitación,  entretenimiento, actividades, deportivas y culturales, a finales del 2008 por Leonardo Tiro Moranchel como una marca más de Servicios Inmobiliarios y de Computación SA de CV, una de las razones sociales de Grupo Sitma.

Hace menos de un mes, el 13 de octubre pasado, Leonardo unos días después de que la Procuraduría General de Justicia del Estado ordenara el congelamiento de los bienes de de los Tiro Moranchel, el propietario de Sitma cedía los derechos de la marca a Isías Villareal Hernández, quien además funge como integrante del consejo consultivo de esa institución.

InQba, fue dada de alta como Incubación y Desarrollo Empresarial Entrepreneur Sociedad Civil ante Juan Tejeda Foncerrada, titular de la Notaría Pública No. 2 de la ciudad de Puebla llevando como socios a Leonardo Tiro Moranchel (90 por ciento de las acciones), Napoleón Álvarez Nieto –abogado y representante legal de Sitma— (5 por ciento) e Isaías Villareal Hernández (5 por ciento).

De acuerdo con documentos en propiedad de El Columnista la cesión de derechos se decidió en una reunión que sostuvieron los socios el 21 de mayo de este año, cuando  Leonardo Tiro y Napoleón Álvarez cedieron su capital social a Sara Elba Reyes Balcazar quien acudió a la reunión en calidad de invitada y salió como socia mayoritaria con el 95 por ciento de las acciones.

La cesión de las acciones y del capital social que hicieron el dueño de Sitma y su representante legal a favor de Reyes Balcazar sin que mediara para ello pago o remuneración alguna con una sola cláusula: que la mujer fuera aceptada en la sociedad incorporándose a través de la aportación de ese capital.

Hoy toda relación con Leonardo Tiro Moranchel parece haber desaparecido, y la escuela sigue ofreciendo cursos y apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa desde sus oficinas ubicadas en la zona de Ciudad Judicial, al menos eso es lo que aseguran vía telefónica pues el edificio en donde están ubicados se mira cerrado y sin gente.

En la radio también se escucha que la escuela se prepara para iniciar con su licenciatura en Creación y Dirección de Empresas, “cierra el 2009 de la mejor forma, preparándote para los retos del próximo año. Inqba”, pero en el número 4 del circuito Osa Menor en la Reserva Territorial Atlixcáyotl, Zona Corporativa Angelópolis las puertas están cerradas.

Y en su página web se promete que “próximamente” se publicara la lista detallada de socios estratégicos de la escuela y su relación con la institución, pero que se “mantiene relaciones con las más importantes empresas y organizaciones relacionadas con el desarrollo de emprendedores”, pero de Tiro Moranchel ya no hay huella.

La institución educativa que promueve el verbo “emprender” es dirigida por José Carlos López Estrada y tiene a Isaías Villareal dentro su consejo consultivo.

Anuncios