Etiquetas

, , , , , ,

Fraccionamiento Vista Verde en Atlixco

Fraccionamiento Vista Verde en Atlixco

Ernesto Aroche Aguilar | El Columnista

A pesar de que Sitma Grupo Inmobiliario se presenta como una empresa desarrolladora de vivienda no está registrada ante el Instituto Nacional del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), confirmó el gerente de comunicación del organismo Armando Balmori Basocco.

Entrevistado vía telefónica Balmori Basocco dio a conocer que en el Infonavit no se tiene reportado ni a Construcciones Mauri SA de CV, razón social que fue dada a conocer por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), ni a Servicios Inmobiliarios y Computación SA de CV, nombre con el que Sitma pacta los contratos de inversión bajo el nombre de “promesa de compra y venta”.

Sobra decir que como “Sitma Grupo Inmobiliario” tampoco apareció las listas de desarrolladores de vivienda que tiene registrados el Infonavit, aunque el funcionario aclaró también que eso no impide que Sitma pudiera estar en condiciones de construir fuera de la supervisión del organismo.

Aunque de acuerdo con algunos especialistas consultados contar con el aval del Infonavit y estar registrado para poder vender con créditos del organismo al cien por ciento resulta atractivo sobre todo cuando se tienen desarrollos habitacionales grandes, como el que Sitma anuncia que realizará próximamente.

La propia empresa mantiene como una promesa en breve la construcción de una serie de fraccionamientos en un conjunto llamado Paseo Terranova ubicado en el municipio de Calpan, entre San Andrés Cholula y Huejotzingo, y que de acuerdo con su páginaweb:

“contempla lotes y casas a la venta, dentro de las principales bondades que tendrá será un parque lineal con paisaje vegetativo de 6.5 kilómetros de largo, acceso monumental, corredor comercial, centro comercial, área deportiva, zona escolar y una ubicación totalmente natural porque gozará de vistas inigualables hacia los volcanes”.

El desarrollo está proyectado en 100 hectáreas en un espacio colindante con el relleno sanitario en el que todavía se carecen de las autorizaciones correspondientes para iniciar la construcción y que incluso ha generado además el disgusto de los pobladores del municipio vecino.

Entrevistado hace unos días el secretario general de ese municipio, José Antonio Castellanos, informó que el terreno fue adquirido en el trienio pasado y que el cabildo de ese momento aprobó el cambio de uso de suelo de zona de agrícola a urbana, pero que hasta el momento no se ha tramitado permiso alguno.

“Ha habido acercamiento entre este ayuntamiento y Sitma, ya compraron casi el 60 por ciento de las 100 hectáreas que pretenden ocupar, pero no hemos llegado a ningún acuerdo todavía. Hay mucho rechazo de la gente, hay un sentimiento fuerte entre la población de proteger la tierra y el agua, entonces como que se ha politizado un poco el asunto, por ello no nos hemos comprometido en nada como administración. El rechazo de la gente en estos momentos no obliga a repensar muy bien las posibles autorizaciones, tenemos que asegurar la gobernabilidad del municipio primero que nada”.

Además, y de acuerdo con el funcionario la distancia que existe entre la cabecera municipal y los terrenos —más de 8 kilómetros entre uno y otro— obliga a Sitma a generar toda la infraestructura necesaria para hacer habitable la zona.

El plan de desarrollo urbano municipal sustentable exige la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales pues sería prácticamente más costoso conectarse a la red de drenaje municipal, además tendrían que gestionarse permisos para la construcción de un pozo de agua potable.

Con todo ello, la necesidad, de acuerdo a los especialistas que El Columnista consultó, la vinculación con el Infonavit ayudaría a que el proyecto pudiera pensarse como una posibilidad viable.

Sobre todo porque desde finales del 2007 el instituto elevó su techo de financiamiento por arriba del medio millón de pesos, ejemplo de ello son las casas ubicadas en el fraccionamiento Villas del Rosario en Puebla, construidas y comercializadas por Pisa Desarrolladora Inmobiliaria, cuyo precio arranca en 550 mil pesos y puede ser financiado al 100 por ciento con un crédito Infonavit.

Las casas de dicho fraccionamiento están edificadas sobre 102 metros cuadrados y cuentan con un espacio de construcción de 98.8 metros cuadrados, es decir clasificadas ya como vivienda media.

Anuncios