Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Ernesto Aroche Aguilar

Promoción de infraestructura que no es suya, contratos que no cubren los servicios prometidos, y un sistema piramidal son las características de Grupo Inmobiliario Sitma, entidad que el lunes pasado fue puesta en evidencia por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) por carecer de los permisos para operar como entidad financiera.

El comunicado emitido por la CNBV, fue muy claro al señalar que la empresa está imposibilitada para llevar a cabo “actividades reservadas para los intermediarios financieros”.

Y aunque la situación fue asumida por Sitma en voz de su director de mercadotecnia, Sergio Manuel Manzano, al reconocer que carecen de las autorizaciones necesarias para trabajar en el mercado financiero, nada ha impedido que por el momento la siga captando recursos de gente interesada en los altos rendimientos que ofrecen.

La respuesta recurrente durante la rueda de prensa que ofrecieron para aclarar el tema fue rechazar cualquier implicación mediante sustantivos y verbos relacionados con invertir, rendimientos, captación, y cualquiera otro que pudiera relacionarlos con el sistema financiero.

La salida intentó ser semántica, arguyendo incluso que hubo una “distorción” del comunicado de la CNBV, antes que aceptar las irregularidades con que trabaja “Construcciones Mauri, SA de CV”, razón social con la que las autoridades financieras reconocen a la compañía que dirige Leonardo Tiro Moranchel.

El anuncio que puso al descubierto la situación en que opera esta empresa de inversión inmobiliaria, se suma a los varios que ha dado a conocer la CNBV a lo largo de este año y que incluso provocado el cierre de empresas como Inverbank, que operaba en Guanajuato y Nuevo León; Grupo Sues en la ciudad de México; Inverzion de Oaxaca, también ligado a inversiones inmobiliarias; Mex Forex y Forex.com, en el mercado de divisas.

Contrato de promesa de compra venta

El esquema de trabajo que sigue Sitma se basa en un “contrato de promesa de compra-venta” que se celebra entre Servicios Inmobiliarios y Computación SA de CV –una nueva razón social para Sitma— y quien se asume como “prominente vendedor”, y el inversionista a quien se le da la denominación de “cliente”.

En el contrato, impreso en papel membretado con el logo de Sitma, la compañía se asume como sociedad mercantil con un objeto social de “comprar y vender … toda clase de bienes inmuebles”.

El documento también da a conocer que la empresa, con esa razón social, nació el 23 de junio de en 1999 –aun cuando presumen 20 años de existencia— en la ciudad de Atlixco, ciudad de donde son originarios los hermanos Tiro Moranchel.

En el convenio pactado entre las dos partes, el prominente vendedor se compromete a ofrecer un inmueble “que deje satisfecho y conforme a sus intereses personales de El Cliente ” y que estará ubicado en la región “norte” de la ciudad; a su vez la contraparte en asume el compromiso de adquirir lo que la inmobiliaria le ponga a su disposición.

En su clausula cuarta del acuerdo se señala que durante el tiempo que vaya a durar el contrato, tres, seis, 12 o 18 meses según sea convenido, la “inmobiliaria ofrecerá una vivienda o un terreno en un término de 30 días”.

“En el supuesto de que dicho inmueble no sea aceptado ‘la inmobiliaria’ ofrecerá mes con mes una propuesta diferente hasta el término del presente contrato. Por lo que una vez llegado el término y si no satisfizo plenamente ‘la inmobiliaria’ al ‘Cliente’ se podrá (…) dar por terminado obligándose la ‘inmobiliaria’ a devolver el anticipo depositado por el ‘Cliente’ y a pagar la pena convencional establecida en la clausula séptima del presente contrato”.

Como se observa en todo el proceso el sustantivo “inversión”, jamás fue utilizada, tampoco la palabra “rendimiento”, más no por ello se deja fuera el pago del tasa de interés ofrecida en los grandes espectaculares y en los cientos de planas pagadas en medios locales y en los minutos que han comprado en estaciones de radio y televisoras.

El pago del porcentaje se incluye hasta la cláusula séptima en donde se “establece que en caso de incumplimiento de cualquiera de las obligaciones mencionadas en el presente contrato, deberá cubrirse una pena convencional, que deberá pagar la parte que diere origen al incumplimiento, fijando en este momento (tasa pactada)  por ciento mensual, sobre la cantidad recibida por la ‘inmobiliaria’”.

Pero además se pacta también una penalización del 20 por ciento sobre el capital inicial en caso de que el cliente decidiera dar por terminado el contrato de manera abrupta, como podría pasar en estos días con el revuelo causado por la difusión del comunicado de la CNBV.

De las Torres N a Juriquilla

“Se visionario. Invierte en la opción y ubicación ideal. Torres N, Noria Business Center. Puebla”.

El entrecomillado puede leerse en una de los tantos anuncios que la empresa de Leonardo Tiro inserta mes con mes en las revistas que celebran a la alta sociedad poblana.

“Conoce nuestros proyectos inmobiliarios de alta calidad. Actualmente trabajamos en proyectos sólidos y rentables que garantizan el cumplimiento de nuestras promesas hacia nuestros miles de clientes. Realizamos desarrollos inmobiliarios que generan importantes fuentes de empleo, actividad económica en diferentes estados y son el patrimonio de miles de familias.

Cumbres del Lago (juriquilla, qro.)

Juriquilla es la zona de mayor crecimiento inmobiliario y plusvalía en el estado, además se caracteriza por la rapidez en el desplazamiento de viviendas. El residencial se desarrolla en Cumbres del lago, un lugar muy exclusivo para vivir (sic)”

Torres N (Puebla Pue.) Importante centro de negocios que se desarrolla dentro de la ciudad, con fácil acceso desde cualquier punto, cercano a las principales zonas comercial ya la zona Angelópolis que garantizan su plusvalía”.

Los párrafos anteriores también fueron retomados de uno de los tantos anuncios que Leonardo Tiro ha incluido en las revistas del bon vivant.

Al menos en el segundo de los casos, los empresarios Héctor González y Guillermo López, socios del proyecto inmobiliario Noria Business Center SA de CV, ya se deslindaron de la relación con Sitma.

Lo que se sabe es compraron sólo tres locales y pactaron el apoyo con la promoción del inmueble, después se colgaron de las torres para dar esa muestra de solidez financiera y de desarrollo inmobiliario.

***

–En la ciudad de Puebla contamos con uno de los desarrollos inmobiliario más importantes del estado, para Sitma, que es Torres N. Ese desarrollo es parte de Sitma, va a ser un bussines center, viene corporativos muy importantes a establecerse en la ciudad de Puebla. Ese es uno de nuestros proyectos más importantes.

“Otro de los que tenemos es Terranova, un conjunto residencial y ahí lo que estamos comercializando son lotes, ahí incluso usted como cliente Sitma, puede obtener ventajas si decidiera comprar alguno. El desarrollo Terranova lo tenemos por por la federal México Puebla, rumbo a Huejotzingo, en Calpan para ser precisos.

“Para este año, además una de nuestras metas es la internacionalización, estamos por abrimos una sucursal en Nueva York, una más en Los Angeles y una sucursal en Canadá”.

Issac, empleado de Sitma quien contestó el teléfono al marcar el 01-800 que la empresa ha habilitado para atender a sus posibles clientes, sabe su trabajo, hay que convencer a los “inversionistas”, digo a los clientes para que inviertan con ellos, para que reciban mes con mes una oferta para la compra de un inmueble a la par que su capital depositado en la “inmobiliaria” genera dividendos, esos mismos que el director de Marketing insiste en llamar “retribuciones”.

Los de abajo pagan

Ex trabajadores de Sitma que aceptaron hablar con El Columnista con la reserva de su nombre, no terminan de tenerlo claro, la mayoría de los desarrollos inmobiliarios que presumen no son suyos, siguen el mismo esquema de Torres N.

Y las reservas territoriales que presumen presentan severos problemas para su urbanización, basta, dicen, darse una vuelta por Terranova, su más reciente desarrollo inmobiliario.

“Se anuncian como una empresa que desarrolla vivienda, pero no tienen maquinaria alguna. Y las divisiones que presumen como Sitma Entertaiment son un fracaso, a principios de año organizaron una expo, presumen de 9 mil asistentes, pero la gente apenas pasaba por ahí. No te voy a negar que le han intentado diversificarse, pero no les he pegado nada como no sea la inversión de la gente”.

Y ese, señalan es el gran problema, que sin recursos frescos la empresa se puede ir a pique, “trabajan con un sistema piramidal, de pronto les llegan recurso por acá y por allá, si venden casas y eso, algunas pero no como para pagar lo que ofrecen, son tasas muy altas”.

¿Y las demás?

Pero Sitma es tan sólo la punta del iceberg, la capital se ha visto inundada por una decena de empresas que copiaron el esquema de Leonardo Tiro Moranchel, el creador del sistema de inversión.

Lo mismo pueden verse grandes espectaculares de BurCap que ofrece rendimientos por arriba del 40 por ciento, como la aparición de sucursales de empresas como Premiercapital, Inverbien, Mas Kapital, Invermás, Crezcamos Kapital, Invercap, muchas de ellas montada por gente que pasó en algún momento por Sitma. Sin olvidar por supuesto a InverGroup, empresa creada también por los hermanos Tiro Moranchel.

De estas la CNBV todavía no ha dicho nada, ¿cuánto más tardará?

Anuncios