Etiquetas

, , , , , , , , ,

Tomada de Flickr

Tomada de Flickr

Ernesto Aroche Aguilar | Pueblaonline

Perote, Ver. Alberto Jiménez Merino, ex titular de la Secretaria de Desarrollo Rural y actual candidato priista a la diputación federal por el distrito de Izúcar de Matamoros, tuvo conocimiento de la contaminación provocada por Granjas Carroll de México en el municipio de Perote al menos desde principios de 2007, pero no hizo nada para detenerla, según versiones de los pobladores de la región.

El documental “Pueblos unidos del Valle de Perote vs Granjas Carroll”, realizado por Felipe Casanova y Miguel Ángel Díaz, muestra la reunión que se llevó a cabo en abril de 2007 y en la que participaron autoridades estatales de Puebla y Veracruz, representantes de la empresa y más de 100 vecinos de la región, en la grabación es posible identificar al hoy abanderado priista.

Resultado de esa reunión se firmaron acuerdos para la instalación de biodigestores y geomembranas en las lagunas de oxidación, acuerdo que hasta la fecha y a decir de los afectados no se han cumplido.

El problema es que la falta de las geomembranas en las lagunas de oxidación en donde se descargan los residuos orgánicos que se extraen día a día de la empresa podrían estar contaminando los mantos freáticos de la región.

Un estudio realizado por la dirección Local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Puebla, a cargo de Manuel Beristáin, reconoció la falta de las membranas y el incumplimiento con los requisitos mínimos de la Norma Oficial Mexicana 001 y por ello negó 15 de los 17 permisos solicitados por la empresa porcícola para la descarga de sus aguas residuales en los campos agrícolas del valle de Perote.

Pero nada se ha hecho realmente para detener la contaminación, cuestionado sobre el tema el funcionario estatal evadió la respuesta y solo alcanzó a señalar que podrían iniciarse con los procesos sancionatorios en caso de comprobarse que Granjas Carroll está violando la negativa oficial.

Entrevistado, Arturo, uno de los líderes de los campesinos poblanos y veracruzanos que han intentado oponerse a las empresas que solo les han acarreado contaminación aseguró que Granjas Carroll sigue soltando sus aguas.

“Dice que Conagua que no cuenta con esos permisos allá pero entonces ¿porque el gobierno permite que sigan operando los demás módulos? la empresa en al menos en la región de Xaltepec y una parte del municipio de Guadalupe Victoria, no tiene las geomembranas esas en sus lagunas”.

Jiménez Merino y los marranos

En su calidad de secretario de Desarrollo Rural, Alberto Jiménez Merino participó en una reunión entre el representante de la empresa Tito Tablada Cortés, funcionarios del gobierno de Veracruz y los campesinos afectados.

En el documental citado se puede observar al priista fruncir el cejo junto con todos los funcionarios cuando uno de los campesinos presentes saca una cubeta con estiércol porcícola y lo vacía en una charola, charola que posteriormente pondrá en una mesa frente a todos los trabajadores de gobierno y los empleados de la transnacional.

“Nosotros –gritan los inconformes– tenemos que vivir con ese olor todos los días, les toca ahora aguantarlo tantito. Queremos que estén lo que dure esta reunión en un medio ambiente en el que estamos metidos nosotros las 24 horas del día”.

Jiménez Merino toma el micrófono mientras otros de los presentes cubren con su cuerpo a Tablada Cortés, y les pide a la gente de Pueblos Unidos del Valle de Perote retiren la charola, bajo la amenaza de que de no hacerlo la reunión se cancelará: “siempre será mejor un mal arreglo que un buen pleito, amigos, siempre será mejor sumar las voluntades y no encontrar la gente trunca”.

La reunión concluyó con algunos acuerdos y compromisos pactados por los empleados de la porcícola y los funcionarios de los dos gobiernos: que se les colocaría las geomembranas  las lagunas de oxidación que hasta ese momento solo trabajaban con pisos compactados, que se colocarían biodigestores para la reutilización de los gases o en su defecto la quema de ellos, nada de esto se ha cumplido.

“Quedaron que las autoridades de los dos gobiernos iban a tomar cartas en el asunto, que no iba a ver represalia contra nosotros, los inconformes digámosle así, pero todo fue un engaño más”, asegura también en el mismo documental Berta Crisostomo, una de los cinco habitantes de La Gloria que enfrenta un juicio, el 10/2007, en uno de los juzgados que están ubicados en San Andrés Cholula, acusados por Ataques a las vías de comunicación.

Entrevistado por Puebla On Line, Rubén, vecino de Xaltepec, también afirma que el acuerdo firmado no ha cambiado en nada su cotidianidad.

Siguen teniendo que salir de sus casas para buscar refugio en sus camionetas pues la pestilencia que arrastran los vientos se les mete hasta en los sueños, cuenta a su vez Fausto Limón, quien vive a solo 300 metros de una de las granjas que hay en esa comunidad:

“Hay veces en que despertamos ya nauseados, mareados, con dolor de cabeza, y hay que salir de la casa de inmediato, no se puede estar ahí. El olor se nos ha metido por todos lados, la ropa tan solo, luego cuando voy a ver a mis sobrinas allá en Perote ni se me acercan, es que hueles feo, tío, me dicen, y ni para cuando se vaya acabar esto”, concluye con dejo de desesperanza en cada una de sus palabras.

Anuncios