Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Ernesto Aroche Aguilar

El director en Puebla de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Manuel Beristáin Gómez reconoció que 15 de las 17 lagunas de oxidación de Granjas Carroll no cumple con los requerimientos ecológicos mínimos, por ello el organismo que encabeza negó en 2008 el permiso para la descarga de sus aguas residuales.

El funcionario sostuvo que la falta de membranas en los depósitos de agua con que la empresa porcícola de capital estadunidense trata sus residuos está contaminando los mantos freáticos y los campos agrícolas de la región conlindante entre Puebla y Veracruz aunque evadió utilizar la palabra contaminación.

Los casos que lleva Conagua contra la empresa no son los únicos, la Procuraduría Federal para la Protección del Ambiente (Profepa) tiene registradas cinco quejas entre 2004 y 2008, dos de ellas relacionada con el manejo de aguas residuales, otras dos que implican emisión de partículas y la quinta corresponde a la falta del “Ordenamiento ecológico e impacto ambiental”, pero nada ha hecho al respecto.

Con el argumento de que se trata de situaciones que están fuera de su jurisdicción, a pesar de que implican irregularidades ambientales, delegó la resolución de los problemas en otros organismos como la misma Conagua, u dependencias del gobierno del estado de Veracruz.

Documentos otorgados al periodista veracruzano Jorge Morales  apuntan a un deficiente manejo de sus desechos y aguas residuales por parte Granjas Carroll, justo lo que se han denunciado desde el 2006 los habitantes de La Gloria, comunidad que pertenece al municipio de Perote, y de manera reciente los vecinos de Guadalupe Victoria.

El Columnista documentó en días pasados, en un recorrido que realizó en la colindancia con Veracruz, la molestia de los habitantes de esa región por los fétidos olores que despiden las granjas, así como también el poco cuidado en el manejo de los residuos e incluso la posibilidad de que sus lagunas de oxidación a cielo abierto puedan estar contaminando los mantos freáticos de la región.

Los malos olores que bañan la región a momentos ha llegado a provocar ataques de nausea en los alumnos de la escuela primaria Gabino Barreda, según afirmó el director de esa institución, ubicada a tan solo cuatro kilómetros de una de las granjas porcícolas, Heriberto López.

De acuerdo con los testimonios recabados con algunos vecinos de la comunidad El Aguila, junta auxiliar de Guadalupe Victoria, se está analizando la posibilidad de instalar una nueva granja ahí, a pesar de los problemas que ya se han ocasionado y de la promesa de las autoridades municipales de no otorgar más permisos.

Aguas

A principios de 2008 la empresa de marras solicitó a Conagua la autorización para descargar las aguas residuales de sus lagunas de oxidación sobre los campos agrícolas que las circundan.

La respuesta, después de una inspección que se realizó a las 17 lagunas, solo fue positiva para dos de los puntos, en el resto de los casos Conagua negó la autorización.

La negativa fue notificada a Granjas Carroll desde el año pasado, al detectarse que las lagunas carecen de la membrana ecológica que impermeabiliza el espacio “para evitar cualquier filtración que puedan contaminar el agua del subsuelo”

Entrevistado por El Columnista Manuel Beristáin Gómez admitió que la descarga en este momento de las aguas residuales que generan las Granjas Carroll y en las condiciones que encontró Conagua traería un riego “de impacto ambiental y de probable contaminación si es que esta agua no es tratada, y tratada severamente, para ser autorizada para el uso agrícola”.

El problema, explicó, es que en los 15 casos que fueron dictaminados como negativos, las lagunas de oxidación no cubren los parámetros mínimos establecidos en la Norma Oficial Mexicana 001que regula la descarga de aguas residuales.

“Las 15 resoluciones negativas de la Conagua han sido recursadas (impugandas) por ellos de acuerdo a la ley, como es su derecho, está en proceso de resolverse jurídicamente, y habrá que esperar tres o cuatro meses, aunque la Conagua demostró que no es posible dar estos permisos de descarga, no como está su sistema de tratamiento de lagunas de oxidación. Y, en el caso, en el escenario, de que pudiera retramitarse los permisos de descarga para uso agrícola, necesariamente tendrían que corregir todo su sistema lagunar”.

Beristáin Gómez también aseguró que no es ésta la primera vez que la compañía enfrenta sanciones por el mal manejo de sus desechos, en 2002 la Conagua le aplicó dos sanciones por motivos similares, aunque no dio a conocer los montos.

“Se les han aplicado, claro, algunas sanciones, y no nada más a Granjas Carroll sino también a porcícolas de Tehuacán, hace algunos días que visitamos Tehuacán impusimos 14 sanciones entre granjas avícolas, porcícolas, lavadoras industriales y de otro tipo de giros”.

¿Contaminan? Si pero no

En el proceso jurídico en el que se encuentran las 15 negativas recursadas, que es lo que define la situación, son elementos técnicos o solo jurídico-administrativos?

–Son cuestiones de los dos tipos, tanto técnicas como de procedimiento jurídico. En las técnicas ya quedó demostrado que una de las observaciones que se hicieron en las visitas de campo que realizó la Conagua en las 17 puntos para los que solicitaron el permiso de descarga, nosotros observamos que el sistema lagunar que tienen no dispone, como número uno, de un sistema de protección al acuífero con membranas; número dos (el agua) necesita un tratamiento de mayor tiempo, dado que muestra sobre todo la presencia de nutrientes y contaminantes que pudieran poner en riesgo el propio acuífero, la empresa necesita generar lagunas de pre tratamiento, lagunas de decantación y por último la laguna de estabilización de las aguas para ser utilizadas en uso agrícola.

Necesitan un sistema lagunar completo que cumpla, lógicamente con la norma 001 y las condiciones particulares impuestas por la propia Conagua.

¿Que pasa entonces con las aguas residuales que se están generando en esos 15 puntos que fueron dictaminados como negativos? ¿Se vierten? ¿Están contaminando? ¿Se guardan en contenedores, o donde están descargando si no tienen el permiso?

–Ellos saben que no tienen permiso de la Conagua por lo tanto deben evitar la descarga y sobre todo la utilización del agua para un uso no autorizado, número uno; número dos, en este procedimiento de forma simultánea se están iniciando los procedimientos de inicio de sanciones, lógico, como consecuencia de que este asunto no debe estar de condicionado por el procedimiento de carácter jurídico que se está siguiendo.

Ahora, si bien es cierto que la ley los protege parcialmente mientras se revisa el proceso, la Conagua desde luego, y de acuerdo con la facultad que se tiene en la Ley de Aguas Nacionales y su reglamento, de poder iniciar los procedimientos de sanciones y clausura.

¿Entonces, en este momento las granjas están contaminando los mantos freáticos?

–Yo diría  que no cumplen con las condiciones establecidas en la norma 001, lógicamente si no cumple con las condiciones lagunares de tener una membrana que es necesario de acuerdo con las especificaciones que marca la propia Conagua, que no se tome directamente como si estuviera contaminando, simplemente no está cumpliendo con las condiciones especificas en un sistema lagunar para tratar sus aguas residuales.

¿Ok, no le digamos contaminar, pero ¿está afectando el sistema freático de la zona?

–Yo no diría eso. Regreso al sistema de tratamiento de aguas residuales. Para la Conagua no cumple ni da seguridad si las lagunas no tienen la membrana y eso tendrá que corregirlo.

¿Se podría llegar, como ya lo señaló a la clausura de los establecimientos porcícolas?

–En la medida en que nos permita el propio procedimiento, porque ellos están reforzando las resoluciones que dictaminó la Conagua, firmadas por un servidor como director. Nosotros esperamos los momentos del procedimiento jurídico para poder decir: mira, confirmamos la decisión de acuerdo a los elementos técnicos encontrados en las visitas oculares que realizó el área de administración del agua, de medición y de saneamiento sobre todo, el área técnica que tomó muestras y se demostró por qué debe tener una membrana las lagunas.

***

Pero mientras se llega a la sanción o la clausura, los vecinos a las Granjas Porcícolas han de seguir viviendo con el olor de los puercos pegado a la piel, esperando que el viento no arrastre consigo la pestilencia y los fétidos olores que los criaderos generan y que impregnan su cotidianidad.

Anuncios