Etiquetas

, ,

 Fueron más de 10 millones de dólares los que, de acuerdo con las investigaciones policiales y hacendarias, fueron blanqueados utilizando a Casa de Cambio Puebla, según reveló hace unas semanas un reportaje del semanario Proceso firmado por el reportero Ricardo Ravelo. 

En el extenso reportaje, en donde se señala una presunta relación entre empresarios cercanos al presidente estadunidense George Bush y el expresidente mexicano Vicente Fox con aviones cargados con varias toneladas de cocaína, también se devela como operó Casa de Cambio Puebla como intermediario en la compra de las aeronaves y en el blanqueo de capitales a favor del cártel de Sinaloa. 

De acuerdo con el reportero del semanario “Las operaciones de narcotráfico efectuadas en México a través de dos aviones (el DC-9 asegurado en Campeche en abril de 2006 y el Gulfstream accidentado en un paraje cercano a Mérida, Yucatán, en septiembre último) arrastran una historia que salpica a prominentes empresarios panistas en presuntas actividades de narcotráfico y lavado de dinero, en cuya madeja vuelven a ser mencionados el expresidente Vicente Fox y sus amigos”. 

Y continua: “El historial de las aeronaves registrado en informes de inteligencia de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR y de la agencia estadunidense antinarcóticos (DEA), así como en documentos publicados en internet (www.madcowprod.com), revela que los aviones no sólo están relacionados con la transportación de drogas del cártel de Sinaloa, sino que distintos empresarios y magnates de Estados Unidos –algunos de los cuales financiaron la campaña presidencial de George W. Bush– los utilizaron en diversas operaciones presuntamente vinculadas al tráfico de drogas y armas en varios países de Europa y Sudamérica, así como en México”. 

Las operaciones en Casa de Cambio Puebla 

Los informes policiales obtenidos por la revista junto con un reporte reciente generado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) señalan que “empleados de esa casa de cambio realizaron operaciones irregulares por un monto superior a 10 millones de dólares entre 2003 y 2007. En esa trama se mezclan empresas y empresarios dedicados a la compra de aviones”. 

Proceso asegura que de acuerdo con la investigación que se lleva a cabo en la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), a partir de información de la DEA,  Pedro Alfonso Alatorre Damy –conocido como El Piri y quien entre 2003 y 2004 fungió como ejecutivo de cuenta de la Casa de Cambio Puebla en la sucursal del World Trade Center de la Ciudad de México–, “realizó al menos una transferencia por 2.7 millones de dólares, presuntamente para comprar uno de los aviones utilizados por el cártel de Sinaloa en el transporte de cocaína colombiana a México”. 

“Alatorre Damy no operaba solo: la DEA le pasó el dato a la PGR de que sus presuntos cómplices en aquellas operaciones eran Eduardo Sánchez (promotor y captador de clientes de la empresa) y Ángel Orozco. Alatorre fue despedido de la Casa de Cambio Puebla en 2004, junto con su jefe, Eduardo Sánchez, por presuntas operaciones sospechosas detectadas al interior de la empresa. El Piri, a quien la PGR llama ‘operador financiero del cártel de Sinaloa’, abrió después un centro de cambio en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México”.  

Alatorre Damy volvió a emplearse con los Gutiérrez de Velasco —una de las principales familias accionistas del grupo cambiario y sobre quienes pesan algunos señalamientos de enriquecimiento ilícito luego del paso de José Ramón por la presidencia municipal de Veracruz bajo las siglas del Partido Acción Nacional— como empleado externo. 

“Ángel Orozco, por su parte, permaneció más tiempo como empleado de la empresa, hasta que fue detenido, presuntamente, tras el escándalo causado en Estados Unidos y México cuando la DEA ordenó el aseguramiento de 11 millones de dólares de la Casa de Cambio Puebla”. 

“Actualmente la PGR mantiene bajo arraigo de 90 días a Pedro Alfonso Alatorre Damy. Presuntamente, los otros dos exempleados de la casa de cambio están detenidos. En los próximos días, la PGR podría citar a declarar a los accionistas de la empresa, pues el Ministerio Público Federal tiene el reto legal de demostrar cuál es el nexo entre El Piri y la casa de cambio. “El juicio iniciará en Estados Unidos este mes y es posible que adquiera dimensiones mayores, debido a las redes empresariales y políticas –muchas ligadas al PAN– que están ‘enganchadas’ en el caso”, concluye el semanario. 

Anuncios