Etiquetas

, ,

Ernesto Aroche Aguilar 

Fue necesario esperar casi dos meses para que la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) reconociera oficialmente que el fideicomiso que debe controlar los recursos que genera el Impuesto Sobre la Nómina (ISN), calculados para este año por arriba de los 700 millones de pesos, fue creado cinco meses después de que se venciera el plazo establecido en el decreto de creación que fue expedido el 7 de abril de 2006.

La dependencia señalada se negó a entregar una copia certificada del contrato constitutivo del instrumento financiero como le fue solicitada utilizando la Ley de Transparencia y Acceso a la Información; aunque informó, mediante un oficio firmado por la titular de la Unidad Administrativa de Acceso a la Información, Maria Eugenia Gómez Campillo, que fue el 9 de noviembre de 2006 cuando se pactó con el Banco Nacional de México (Banamex) la creación del fideicomiso con número 153085 y llevando como fideicomitentes y fideicomisario al gobierno del estado y como fiduciario a la institución bancaria.

Dos días antes de que el titular de la Secretaría de Desarrollo, Evaluación y Control de la Administración Pública (Sedecap), Víctor Manuel Sánchez Ruiz, publicara en el Periódico Oficial “la relación de entidades paraestatales que se encuentran registradas en dicha secretaría”, y más de cinco meses después del 7 de junio, fecha última para cumplir con la obligación establecida en el decreto de creación firmado por el Ejecutivo del estado.

El decreto publicado el 7 de abril de 2006 en el Periódico Oficial es un muy claro, en su segundo artículo transitorio señala: “El titular de la Secretaría de Finanzas y Administración de conformidad con lo previsto en el Reglamento Interior de de la propia dependencia, en la Ley Estatal de Presupuesto Contabilidad y Gasto Público y demás disposiciones legales aplicables, celebrará en nombre del gobierno del estado, el contrato constitutivo de fideicomiso con la institución fiduciaria correspondiente, en un término no mayor a 60 días contados a partir de la publicación del presente decreto”.

Es decir que, de acuerdo con el decreto de creación del “Fideicomiso Público de Administración e Inversión denominado Fondo para el Desarrollo Industrial, Comercial y de Servicios”, el contrato debió celebrarse a más tardar el 7 de junio de y no hasta el 9 de noviembre de 2006.

Cuestionado sobre el particular hace poco más de una semana el titular de la SFA, sostuvo que a pesar de que sí se cuenta con el instrumento financiero, negando las voces de los empresarios que integran el Consejo para el Desarrollo Industrial, Comercial y de Servicios (CDICS) que afirmaban su inexistencia, pero que por cuestiones técnicas y porque varios de los proyectos rebasan la capacidad financiera de la bolsa del ISN muchas de las veces se trabaja sin él.

“No podríamos tener un instrumento de esa naturaleza con cuentas negativas, en ese caso el gobierno del estado financia los proyectos, pero ahí vamos trabajando con ese asunto”.

–¿Existe como una figura abstracta o está contratado con una institución financiera? –se le insistió.

–Ya está, lo contratamos con Banamex.

–Entonces porque los empresarios han insistido y señalado reiteradamente que no existe.

–Lo que pasa es que los proyectos superan la capacidad financiera del fideicomiso, por eso veníamos fondeando los proyectos con recursos del gobierno del estado y después nos íbamos emparejando, pero si lo quieren (los integrantes del CDICS) así, pues se va a tener, porque es petición de ellos y es un compromiso del señor gobernador.

Anuncios