Etiquetas

, , , ,

Ernesto Aroche Aguilar

Al menos en tres ocasiones previas se señaló a Casa de Cambio Puebla (CCP) como institución financiera mediante la cual se blanqueaban los capitales presuntamente provenientes del narcotráfico, antes de la investigación que provocó el retiro del permiso para operar ordenado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). 

En una de ellas se señala que el chino Zhenli Ye Gon echo mano de los servicios financieros de la empresa que encabeza Eusebio San Martín; una segunda investigación realizada en Bogotá también apunta a que dinero, producto del narcotráfico, fue transferido utilizando los servicios de CCP; la tercera investigación está radicada en Miami y que aún no concluye, provocó que fueran congeladas 23 cuentas del grupo financiero hoy acusado.

 

El 16 de mayo, una llamada telefónica puso en acción a oficiales de la Agencia de Lucha contra las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), entre ellos Terry Franckhauser, de la oficina de Miami. Un funcionario del Wachovia Bank de esa ciudad informaba que los fondos de 23 cuentas, con cerca de 11 millones de dólares, propiedad de Casa de Cambio Puebla, podrían contener tener dinero proveniente del narcotráfico. La orden fue dictada de inmediato por autoridades civiles de Florida: embargo precautorio.

 

Ye-Gon

 

El pasado 13 de octubre el diario El Universal dio a conocer parte de la investigación que se le sigue a Zhenli Ye Gon a través de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

 

De acuerdo con el diario de circulación nacional, resultado de ésta se “detectaron más de 450 operaciones financieras en México en las que a través de depósitos, transferencias, retiros, compra y venta de divisas, mediante las cuales según la PGR el empresario oriental habría lavado 90 millones de dólares entre 2003 y 2006.

 

El reporte explica también que como parte de su estrategia financiera, Ye Gon echó mano de cuatro bancos de alcance nacional: BBV Bancomer, Banco HSBC, Banamex y Banco Mercantil del Norte, y además “usó los siguientes centros cambiarios donde movió la mayor parte de los más de 90 millones de dólares: Casa de Cambio Puebla, Consultoría Internacional Casa de Cambio, Casa de Cambio Nuevo León, Casa de Cambio Tiber, Casa de Cambio Catorce, Casa de Cambio Tamibe, Monex Casa de Bolsa S.A. de C.V. y Casa de Cambio Majapara”.

 

Según la nota firmada por el reportero Francisco Gómez, el empresario realizó movimientos de dinero, a nombre de su empresa “Constructora e Inmobiliaria Federal S.A. de C.V.”, por conducto de Casa de Cambio Puebla y otras más, además de las instituciones bancarias BBV Bancomer, Banco Mercantil del Norte y HSBC.

 

Mediante esta empresa el hoy detenido compró divisas por más de 30 millones y medio de dólares. “De hecho esta empresa la usaba para hacer el laboratorio que proyectó echar a andar en Toluca, estado de México”.

 

Investigación en Colombia

 

Por su parte, la revista Proceso publicó en su edición del 16 de septiembre una investigación judicial que se realizó en Colombia en donde se señala a Casa de Cambio Puebla como una institución en donde paramilitares de ese país blanqueaban capitales.

 

De acuerdo con el reportaje las autoridades colombianas intervinieron llamadas telefónicas de varios sospechosos en ese país, pero además la PGR rastreó e investigó a algunos integrantes de la red: “Uno de ellos era un hombre conocido como Jacinto, a quien Andrés Vélez Franco, principal sospechoso de la red, le hablaba dos o tres veces por semana. Una fuente policial reveló que Jacinto recolectaba el dinero obtenido por la venta de cocaína al Cartel de Juárez, para luego enviarlo a Colombia mediante transferencias bancarias que oscilaban entre 100 mil y 600 mil dólares.

 

“Las transferencias eran realizadas desde algunas casas de cambio ubicadas en México, entre ellas Casa de Cambios Intercontinental y Casa de Cambios Puebla”.

Anuncios