Etiquetas

, , , , ,

Ernesto Aroche Aguilar

Las indagatorias sobre el caso de los defraudados en la Cooperativa de Vivienda Popular Juntos Organizados Venceremos, presuntamente organizadas por el cerebro financiero del cártel de los Amezcua, José Cirilo Ocampo Verduzco -JOV-, han dejado ya dos detenidos, uno es el representante en Puebla de la organización Cristian Olaf Vázquez Pallares.

Las indagatorias, al menos para un grupo de 90 de los 300 afectados por el fraude en el estado que ya presentaron demanda formal, se llevan a cabo en el juzgado séptimo penal, informó uno de los portavoces de los ahorradores, Druso Ánimas Cruz.

Cuestionado sobre la versión que circuló en algunos diarios locales de que en Hidalgo se conformó un fideicomiso con fondos del gobierno para compensar el pago de los defraudados en ese estado, Animas Cruz aseguró que se trató de una confusión.

El gobierno de aquella entidad se comprometió a rembolsar a un grupo de más de 5 mil ahorradores que fueron defraudados por varias cajas de ahorro, entre ellas una llamada “Cooperativa y Previsión Económica Venceremos, SCL de CV”, que al parecer no tiene relación alguna con la cadena creada desde la cárcel por JOV.

Conviene recordar que, de acuerdo con la versión y documentación que han presentado los afectados, Cirilo Ocampo logró crear la empresa con el apoyo de notarios y un grupo de operadores financieros, a quienes puso al frente de la compañía después de varios años de gestionar su creación. Incluso una parte del dinero captado por la cooperativa era depositado en la Casa de Bolsa Interacciones, propiedad del priista, Jorge Hank Rhon.

La cadena de cooperativas de ahorro JOV que comenzó a operar desde 2004 se extendió por más de 13 estados, entre ellos Puebla, Jalisco, DF, estado de México, Tlaxcala, Veracruz, Tabasco y Yucatán, y aguantaron casi dos años antes de comenzar a presentar problemas al no poder cumplir con las obligaciones pactadas con los ahorradores, a quienes ofrecían porcentajes del 45 por ciento anual sobre sus aportaciones.

A decir de Ramiro Murguía González, representante de los defraudados en Veracruz, las sucursales de la cooperativa comenzaron a cerrar en noviembre de 2006, “empezando en noviembre con Yucatán, en enero fue Campeche, al mes siguiente Tabasco, en marzo Veracruz y Oaxaca, para abril fue Tlaxcala y en mayo Puebla y DF; en mayo cambiaron nombre a la cooperativa de Jalisco y la hicieron grupo corporativo. Así continuaron en mas estados hasta que terminaron de cerrar todas”.

El problema es que a pesar de todas las irregularidades con que trabajaron las cajas de ahorro nadie las frenó, ni siquiera la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) que supo prácticamente desde el inicio e incluso rechazó otorgarle su aval, pero nunca impidió la captación de los recursos.

Mientras los defraudados en Veracruz responsabilizan a sus autoridades estatales acusándolas de corresponsabilidad en el problema al no haber actuado a pesar de que se sabía que se las irregularidades de las cajas de ahorro de JOV, en Puebla los ahorradores aseguran haber recibido el apoyo gubernamental a través de la asesoría legal de la Procuraduría del ciudadano.

“Nosotros -explica Animas Cruz- estamos esperando que se resuelvan las demandas presentadas en el juzgado séptimo de distrito. Se nos informó ya que se detuvo a Cristian Olaf Vázquez Pallares y a otra persona”.

En tanto en Tlaxcala los afectados por la cooperativa de JOV unieron fuerzas con el grupo de defraudados de Jalisco en donde según declaraciones de Animas Cruz, recibirán el apoyo del colegio de abogados de aquella entidad.

Anuncios