Ernesto Aroche Aguilar

21 millones de pesos gastó el gobierno estatal en la realización de la entrega de los premios Oye!, el doble de los recursos que el gobernador, Mario Marín Torres, asignó para apoyar la investigación en ciencia y tecnología mediante el Fondo Mixto que administra el Consejo Nacional para la Ciencia y Tecnología.

El gasto fue dividido entre el Consejo para el Desarrollo Industrial, Comercial y de Servicios (CDICS) –fideicomiso que administra del Impuesto Sobre la Nómina (ISN)–, que entregó 10 millones de pesos, y el resto fue erogado de manera directa por la administración marinista, como reconoció en entrevista el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y vocero del CDICS, Juan José Rodríguez, quien justificó el desembolso al afirmar que se ha generado una derrama económica importante en la industria hotelera.

La información sobre el monto del gasto, que ha implicado al gobierno estatal, fluyó a cuentagotas en los últimos días. De hecho, la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA) se negó, entre el lunes y el martes, a proporcionar información alguna; primero fue su área de prensa quien guardó silencio ante el requerimiento de la información; ayer Gerardo Pérez Salazar evitó tocar el tema al ser cuestionado por algunos medios de comunicación.

Fue finalmente el presidente estatal del CCE quien informó primero que el gasto ascendería a 10 millones de pesos, para luego señalar que el gobierno del estado tendría que aportar una cantidad similar, aunque al final se supo que serían 11 y no 10, es decir en total 21 millones de pesos.

En tanto que la empresa Ocesa, al ser requerida sobre las condiciones en que se dio la negociación y las cláusulas y beneficios que obtendría el estado por el acto, también prefirió guardar silencio, justificando su negativa en el argumento de que se trataba de negociaciones comerciales.

Derrama económica: CCE

Entrevistado sobre el particular, Juan José Rodríguez Posada aseguró que sin bien se trata de una fuerte erogación está justificada en la derrama económica que generará al sector hotelero y a la ciudad de Puebla en particular, aunque no pudo precisar de cuánto sería el monto de ésta.

“¿Serán 10 millones de pesos el gasto que representa para Puebla y serán pagados por el Consejo” afirmó vía telefónica el empresario.

–Entonces, el CDICS gastó 10 millones para la realización de la ceremonia de premiación?

–Para todo, no nada más el acto. Es toda la campaña que viene alrededor de este asunto. Es interesante ver la derrama que esto está generando, al día de ayer (martes) había una importante contratación de cuartos de hotel, y el fin de semana Puebla estará bastante llena –aseguró en la breve entrevista concedida.

El empresario reconoció que se trata de una fuerte inversión, pero que el impacto publicitario alrededor del acto justifica, aunque al observar la publicidad y la promoción que Televisa, la empresa que organiza la entrega de premios mediante su filial Ocesa, apenas se encuentran menciones al estado, lo mismo en los espots televisivos que en la publicidad impresa.

En la página web, de hecho, en el único momento en que se menciona a Puebla es como sede, y sólo de refilón: “Gran final 5 de octubre 2006. Complejo Cultural Puebla Siglo XXI”. Se observa también los logos del CDICS y el del gobierno del estado, pero sin estar ligados a sus páginas electrónicas respectivas.

Publicado originalmente el 4 de octubre de 2006 en La Jornada de Oriente

Anuncios